Graduación en tiempos de pandemia: un logro virtual

Mi Graduación – Comunicadora Social

Estoy feliz porque la graduación la esperaba hace mucho tiempo y hoy finalmente llegó, ¡no lo puedo creer!; soy Comunicadora Social.
En este momento pienso en el camino que recorrí durante estos 5 años; esos amigos que encontré en la virtualidad de la universidad que a veces parecían tan lejanos y otras veces tan cercanos, aunque vivieran en otros países; el trabajo en equipo fue para mí una gran aventura.

Recuerdo con mucho cariño el trabajo que hice con los niños scout de Pereira y también a los personajes públicos que “perseguía” para poder hacer mis entrevistas; claro está que me encantaba trabajar e investigar en la comunidad, era mi “objeto” de estudio.

Algunos problemas de la virtualidad

Muchas veces se me apago la computadora o se me cerro Word sin guardar con todo el trabajo hecho; como resultado casi siempre había que trasnochar para poder cumplir con los deberes. También recuerdo las lloradas que me pegue como en tres materias; literalmente me levantaba del escritorio y me acostaba en la cama a “chillar” como niña chiquita. Pero eso sí, siempre me levantaba fuerte, firme diciendo: “este trabajo lo hago porque lo hago y lo voy a hacer perfecto”.

Cada carrera tiene alguna que otra materia que no nos gusta tanto o que se nos hace un poco difícil; además si trabajas a distancia a menudo tienes problemas con tu computador o con los archivos, eso y más.

Estudiar a distancia es todo un desafió

Estudiar a distancia fue más duro de lo que pensé, pero creo que le agrego algo muy importante a mi profesión y es la autonomía; capaz de resolver los problemas que se presentan. Imagínate salir del colegio en donde cada tutor estaba guiándote de cerca. En la virtualidad tienes todo el control del aprendizaje simplemente caótico al principio y espectacular al final.

¡Sígueme para que recibas un mensaje cada vez que publiqué una entrada!

La carrera de Comunicación Social nunca me decepcionó, es realmente lo que quiero hacer profesionalmente. Hoy, aunque llegó ese día esperado y deseaba tener una ceremonia bonita y celebrar con mi familia; no se pudo por la pandemia. Por otro lado, lo que me parece increíble es que cursé casi toda mi carrera a distancia y me gradué a “distancia” por Zoom… Quizás por eso no me afecta tanto; lo he tomado con mucho humor.

Finalmente lo logré, trabajé muy duro no solo por tener notas buenas, también para aprender y para desarrollarme como una humana mejor.

Esta carrera me ha llevado a cambiar muchísimo y de ahora en adelante seguiré trabajando por mis metas. No pretendo convertirme en una estudiante eterna, pero si haré algún posgrado o maestría en el futuro.

Mi graduación
En la ceremonia virtual

Para terminar con esta entrada, creo que debemos adaptarnos a estos nuevos cambios y no necesariamente ser siempre optimista; a veces es muy duro y eso se vale. Por ahora estoy completamente feliz porque finalmente logré lo más importante y la graduación virtual no le resta importancia a mi título.

Gracias por leerme

Con amor,

Adriana Rivas



Deja una respuesta